Saltar al contenido

Cómo posar para una fotografía: los 9 consejos que debes tomar en cuenta

posar-en-fotografia

Tendemos a pensar que solo las personas agraciadas físicamente y con cientos de horas de gimnasio a sus espaldas son las únicas que salen genuinamente bien en las fotografías. Claro, con ese cuerpo escultural, ese vientre plano en las mujeres o esa tableta bien marcada en los hombres, “¿cómo no van a salir perfectos en las fotos?”, pensarás.

Sin embargo, a parte de aquellos y aquellas que posean suficiente determinación y fuerza de voluntad para moldear sus cuerpos, el resto de nosotros también podemos salir estupéndamente bien en las fotos si sabemos cómo hacerlo.

La clave está en el posado. Recuerda que, por muy guapa que seas y por muy modelada que parezcas, si no sabes posar de forma correcta, tenderás a quedar mal en las fotos. De la misma forma, si no cuentas con este tipo de figura idílica pero sabes posar adecuadamente, podrás sacarte todo el provecho y hacerle sombra a las personas más atractivas.

A continuación te desvelaremos los 9 trucos con los que poder disimular esos kilitos de más o esas imperfecciones con las que la gran mayoría de mortales contamos y ser tan fotogénicos como los profesionales del modelaje.

Cómo posar para fotografía profesional: los 9 trucos infalibles

posar-en-fotografia

La sonrisa, de forma natural

Este aspecto es algo fundamental pero complejo de manejar: si sonríes demasiado o tienes una boca muy grande, es posible que te veas un poco ridícula, pero si no sonríes, se te podrá percibir como demasiado seria o enojada.

Por otro lado, hay cosas con las que no se puede competir, y una de ellas es una sonrisa de dientes perfectos y blancos. Por ello, si no estás a gusto con tu sonrisa, lo más recomendable es sonreír con la boca cerrada y, en cambio, hacerlo con los ojos.

Otra solución sería sonreír de una forma natural, como si nadie estuviera mirándote. Cuando lo haces de una forma desenfadada y relajada, las zonas que se encuentran cercanas a los ojos se arrugan un poco, haciendo que tu sonrisa se vea mucho más sincera y genuina.

La papada, mejor sin ella

Si hay una zona en la cara que solemos detestar en las fotografías es la papada. Y es que es una de las zonas que con el paso de los años -y de los excesos- tiende a pronunciarse considerablemente.

Para ocultarla como un profesional y salir de fábula en la fotografía se aconsejan tres pautas sencillas de aplicar:

  1. Subir la cabeza de una forma natural
  2. Estirar el cuello sutilmente
  3. Pegar la lengua al fondo del paladar

Este último paso quizá pueda sorprenderte pero es 100% efectivo. De hecho, modelos profesionales como Heidi Klum o Renee Zellweger son fieles a esta técnica.

Tu postura, recta

Es posible que lo hayas oído miles de veces, pero es algo que marca la diferencia. Aparecer encorvados en una foto demostrará una actitud pasota, insegura, e incluso triste.

Por contra, cuando nos situamos rectos, no solo nos mostraremos más altos sino que además esto tiene el efecto de transmitir seguridad, una cualidad que denota un atractivo natural.

La cara, en ángulo

El hecho de poner la cabeza ligeramente inclinada hacia arriba o hacia abajo sienta mejor en la fotografía que el hecho de poner la cara recta. Y es que, al tomar una foto frontal, en muchas ocasiones se produce una ausencia de sombras, haciendo que nuestra cara aparezca más grande de lo que en realidad es.

Por ello el consejo para un buen posado es mantener la cara en ángulo, no recta, e intentar mantener tu mirada sutilmente por encima de su línea habitual.

Luz correcta, más puntos ganados

Hoy en día, las cámaras profesionales y los smartphones de última generación cuentan con tecnologías que proporcionarán la luz correcta para cada momento del día. No obstante, para lograr el efecto deseado, también es necesario contar con la hora del día y la claridad.

No es lo mismo hacer una foto a primeras horas de la mañana que a medio día o a últimas horas de la tarde, de la misma forma que no obtendrás la misma sensación en un día nublado que si hay cielo despejado. Ten en cuenta este factor y potenciarás más tus puntos fuertes.

Las piernas, cruzadas -chicas- y separadas -chicos-

En función de si eres chico o chica, necesitarás realizar una postura diferente con las piernas. Y es que, hay poses que favorecen más unos que a otras y viceversa. De la misma forma que hay posturas más afeminadas o más varoniles.

En el caso de ellas, la postura más correcta es la de las piernas cruzadas a la altura de las pantorrillas. Este efecto hace que las piernas se vean más largas y la figura más redonda, causando un look muy casual.

Por contra, a los chicos les beneficia una pose con las piernas separadas y un pie apoyado solo con la punta. Un ejemplo muy visual para practicar esta postura sería el mismísimo David de Miguel Ángel.

como-posar en fotografia

Descubre tu lado bueno

Hay expertos del posado que cuentan con lo que se conoce como cara simétrica, es decir, que ambos lados de la cara son exactamente iguales. Sin embargo, prácticamente todas las personas cuentan con una cara asimétrica -diferente en cada lado-.

Por ello, necesitarás encontrar el perfil que más te favorezca en función de hacia donde tengas el pelo o de las curvas que muestre tu nariz, entre otras cosas.

Conoce la importancia de las proporciones

Muchas veces no nos damos cuenta al tirar una fotografía pero las proporciones importan. No es lo mismo que la cámara se encuentre a 10 centímetros de ti, que a 1 metro o a 10 metros.

Esta es una regla bastante básica pero no siempre tomada en cuenta: lo que está más cerca de la cámara se verá más grande y lo que esté más lejos, se verá más pequeño. Por ello, si lo que buscas es salir bien en la fotografía, acuérdate de estar a una distancia media.

Relájate

La mayoría de las fotos en las que apareces son, seguramente, en un ambiente distendido, bastante casuales y en las que se te encuentra disfrutando con tus amigos. Y esa precisamente es una de las claves: que tu pose sea la natural de cada momento.

Si lo estás pasando bien y te encuentras relajada vas a salir bien en la mayoría de las veces. El hecho de no forzar una postura concreta o haberla añadido previamente a tu forma de vida te dará una margen mucho menor para equivocarte y, de este modo, podrás obtener una perfecta fotografía sin posar.

Ahora ya conoces cómo aprender a posar para una fotografía con los tips que te acabamos de mostrar. Pero no te olvides de que, ya sean fotos sacadas con el smartphone o con cámaras pros, todas mostrarán una sola parte de ti misma.

Sin embargo, tu lo que estás buscando es que esa parte de ti misma sea la más favorable, esa que quieres mostrar al mundo. Nosotros podemos ayudarte a llevarlo a cabo de una manera profesional y personalizada. Contacta con nosotros y deja en buenas manos tu mejor ‘yo’.

Suscríbete al blog de Málaga Fotografía

Lee mis últimos posts y recibe todas las novedades de Málaga Fotografía, las mejores ofertas e información sobre mis promociones.


No te pierdas nada.