Saltar al contenido

Fotografía Boudoir: qué es, cómo se hace y cómo posar de forma seductora

fotografia-boudoir-el-arte-de-la-sensualidad-pdf-descargar.

Es posible que, buscando temas relacionados con la fotografía y la sensualidad haya llegado hasta tus oídos el término de ‘fotografía de boudoir’. Y es que, la fotografía estilo boudoir se trata precisamente de eso: mezclar elegancia, intimidad y sensualidad en una misma sesión fotográfica.

No debe ser confundida en ningún momento con fotografía de desnudos integrales ni explícitos, sino más bien debe ser tomada como la forma de ‘desnudar’ el alma de la persona y no el cuerpo.

A continuación te explicaremos más en detalle de qué se trata, como se lleva a cabo de forma correcta y cómo realizar los mejores posados para reflejar tu lado más sexy.

¿Qué es la fotografía boudoir?

El término “boudoir”, cuyos orígenes son el idioma francés, se refiere a un tipo de habitación que se encontraba en las casas francesas entre el comedor y el dormitorio donde las mujeres solían tener conversaciones íntimas con otras mujeres o con los hombres elegidos. De ahí la relación de esta habitación con el erotismo y lo prohibido.

La fotografía boudoir, por su parte, trata de sugerir imágenes y estilos diversos. Su objetivo es el de fotografiar el cuerpo de la persona en cuestión, reflejando su belleza y mostrando su personalidad, todo ello en un ambiente sensual y divertido.

Para eliminar confusiones, el estilo boudoir de fotografía no significa en ningún caso desnudarse delante de la cámara. Aquí lo que importa es entrar en el juego de la seducción y la insinuación, tratando de enfocar la parte más honesta y pura de la persona.

También es necesario aclarar que, a pesar de que antes la fotografía boudoir estaba enfocada en reflejar a la mujer y su lado más femenino, actualmente se puede llevar a cabo indistintamente con hombres o incluso entre parejas, sin importar su orientación sexual.

Sesiones-de-fotografia-boudoir-sentada

¿Cómo hacer fotografía boudoir?

Antes de comenzar con la sesión de fotos boudoir es necesario que se den tres elementos para que el set salga como estaba planeado.

Escenario

Se trata del espacio donde vamos a realizar las fotografías, algo que resulta vital planificar para lograr el efecto deseado. Y es que las fotografías boudoir no causarán el mismo impacto si se lleva a cabo en interior que en exterior, de la misma forma que no será igual si se hace en un ambiente de naturaleza o en un sofisticado salón con al más puro estilo francés del siglo XVIII.

Los escenarios más recomendados son habitaciones elegantes, con sofás, cortinas translúcidas, camas lujosas y, en definitiva, cualquier objeto o fondo que incite a un ambiente erótico y refinado. No obstante, lo mejor es dejarse en manos de un fotógrafo profesional y que ambos déis rienda suelta a vuestra imaginación.

Equipo necesario

Aunque estamos acostumbrados a que todas nuestras fotografías sean hechas desde nuestros smartphones, para la fotografía boudoir no es lo más recomendable. Con esto no estamos diciendo que no sea válida, sino que lo más aconsejable sería utilizar cámaras y objetivos profesionales.

Dado que este tipo de foto suele ser retrato, lo más utilizado en la industria son objetivos de 50mm, o algunas lentes focales más largas como las de 85mm y 135mm. En función de si es un lugar espacioso o no, quizá también puedas utilizar un 35mm para sacar a la persona en cuestión de cuerpo entero en habitaciones reducidas.

La luz, bien sea natural o artificial

Sin luz no hay fotografía, así de sencillo. Por lo tanto aquí deberemos optar entre luz natural o luz artificial.

En el caso de usar luz natural, podemos aprovechar la luz que entre por una ventana o balcón y suavizarla a nuestro gusto, bien sea con difusores o con las propias cortinas. También existe la opción de alejar a la persona del foco de luz, jugando con las diferentes tonalidades que va dejando la luz en la habitación para obtener una preciosa toma en clave baja.

Con respecto a utilizar luz artificial, podremos usar un amplio abanico de fuentes luminosas tales como flashes (uno o varios), luces de estilo LED o una mezcla de ambos. Para suavizar el ambiente podremos usar los clásicos paraguas u optar por un softbox, octabox o beauty dish.

Fotografía boudoir: poses para seducir

sesiones-de-fotografia-boudoir-con-collares

La realidad del posado para boudoir es que no existe una pose perfecta. Es decir, no hay un canon a replicar para que las fotografías queden de cierto estilo.

El consejo aquí es que, cado que la fotografía boudoir busca la sensualidad y la elegancia, en las poses se debe insinuar pero sin enseñar todo. La idea principal es dejar a las personas que vean esa fotografía con ganas de más, que puedan dar rienda suelta a su imaginación.

Cualquier detalle que vaya en esa dirección ayudará a mostrar ese lado sexy: zapatos de tacón, sombras y siluetas sensuales, primeros planos de zonas erógenas, etc. Para lograrlo de una manera eficaz, lo más aconsejable es comunicar tus ideas al fotógrafo y que su visión artística y su experiencia hagan el resto.

Ya conoces el excitante mundo de la fotografía boudoir, cómo se lleva a cabo y lo que debes tener en cuenta para que las poses logren ser insinuantes y sensuales. Si estás interesado o interesada en realizar un set de tomas boudoir, ponte en contacto con nosotros y daremos forma a tu ‘yo’ más sexy.

Suscríbete al blog de Málaga Fotografía

Lee mis últimos posts y recibe todas las novedades de Málaga Fotografía, las mejores ofertas e información sobre mis promociones.


No te pierdas nada.